El arco largo

Es un arco muy largo, por lo general hecho de tejo, que dispara a una gran distancia: un arco que a menudo era construido para ser tan alto como el arquero que lo llevara. Quizás el ejemplo más famoso es el arco "inglés" o "galés", confeccionado tradicionalmente de madera de tejo, y utilizados por los ejércitos ingleses con una gran efectividad en la Guerra de los Cien Años. A corta distancia, el arco podía apuntar directamente a un objetivo concreto, y era casi capaz de penetrar la mejor armadura de placas de la época. Para mayores distancias, los arqueros soltaban hacia el cielo boleas de proyectiles, arqueando la trayectoria hasta las formaciones enemigas, con lo que el arco largo se asemejaba en algunos aspectos a la artillería ligera de la era moderna.

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode